First day on Earth

Volar fue demasiado largo, pero el transcurso siempre es bacán. llegar es un poco penca. solo llegar.

Caminando por auckland centro, siento que la ciudad es la imagen de un crucero gigante: blanco, reluciente, ordenadito y hospitalario. Desde nuestra aparatosa llegada, hasta el momento, la ciudad nos ha tratado bien. Me siento un poco la atracción porque en realidad no he visto rostros latinos por la calle, sólo kiwis, indios y chinos, muchos chinos.

Hoy recorrimos mucho y el día parecía infinito. Después de viajar en el tiempo (el día jueves no existió para nosotros), me sentía un poco perdida en el espacio, en la cronología de las cosas y en un tiempo frio, luego calor, luego muchas nubes, luego sol, luego lluvia. El día más raro y largo de la historia o de la no-historia.

Me acuerdo que cuando vi la forma de la isla delineada por las luces en la noche, atravesando el cielo en el avión, me dio una cosa en la guata, still, aun no siento en pleno la conmoción del aterrizaje. (podría ponerles cursiva a casi todas las palabras de las últimas frases)

El hostal esta piola. le falta fiesta eso si, en el sentido extra-ordinario-de la palabra (sumen cursivas a la metáfora). Pero sólo es el primer día, y after impresiones confusas, mañana vendrá un poco más la claridad y el resto de las weas hipsters de viajeros jóvenes como yo.

Buenas noches New Zeland, buenos días Chile.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s