South Island Trip – Parte 3: From Dunedin to Invercargill and beyond

Canción que marcó el viaje en bus, desde Dunedin a Invercargill: E-bow the letter, REM.

——————–

Oh so much que escribir!. He vivido, la primera real aventura en el viaje por la Isla Sur.

Algunos dijeron que no viniera -me dijeron que era la ciudad más plana, fome y deprimente del Sur- y cuando venía viajando en el bus, con lluvia, frio y sueño, pensaba “qué chucha hago yendo pa Invercargill, llegando de noche, para estar apenas un día, gastando 2 noches en un hostal y partir ultra temprano el domingo para una jornada absurda de bus hasta Queenstown (9 horas en bus con 2 transfers, porque no había nada más)…!”.

El viaje en bus en un día como el de ayer, fue literaria y atmosféricamente, como estar viajando en un espacio sin horas y con destino al mar de niebla de la pintura de Caspar-Friedrich, pero más oscuro de eso. Una sensación de que todos estarían pasándolo bien en las playas, mientras tu te ibas directo al último rincón desechado del mundo, gris, lluvioso y solitario. En parte, ese fue uno de los motivos que me impulsó a incluir en mi lista esta ciudad, el que sería la primera vez que estuviera lo más cerca del extremo sur del mundo. Y, conforme a que el viaje avanzaba y se hacía cada vez más de noche, me empezaba a gustar cada vez más y más.

el panorama desde el bus

Llegué a Invercargill en medio de la noche, con una lluvia copiosa, a caminar kilómetros hasta el hostal con los bolsos. Cuando por fin, llegué a Sparky’s, fue bacan sentir que llegaba a un lugar que me cobijaría con amabilidad y donde me invitaron a ver la película que estaban viendo, al toque. Es bacán cuando te sentís en confianza de inmediato.

Sparky’s es la clase de hostal chiquito, que tú sabes que está ahí por el cariño y la buena onda y no porque es un buen negocio, con una atmósfera medio loca y mucho humor de por medio que te hace sentir acogido.

El dormi era super estrecho en relación al número de camas, pero eso da lo mismo en estos casos. Desgraciadamente no tengo muchas fotos del hostal, porque la historia se salió del curso esperado.

mi cama en el hostal

Un poco después de mi llegada, apareció otra mina que se alojó en la misma pieza. No hablé nada con ella, pero apenas la ví, tuve un presentimiento. Por la mañana, al levantarme, nos topamos en la cocina para desayunar y, como desde ayer, el presentimiento persistía, le pregunté lo típico: por qué estaba en la ciudad, cuánto tiempo se quedaba, etc… resultó que Kristin (de Alemania), andaba en auto rumbo a The Catlins, por el fin de semana, para retornar el domingo en la tarde a Oamaru, vía Dunedin. Fue cuático darme cuenta que mi corazonada, al parecer, estaba en lo cierto; tal vez ésta era la oportunidad que había estado esperando para, en medio de un road trip, internarme por fin into the wild –en NZ si no tienes medio de transporte propio o un tour pagado, es super difícil acceder a este tipo de lugares-.

El punto es que también habían caleta de cosas que no coincidían: yo ya había pagado dos noches en el hostal, había bookeado el pasaje en bus de Invercargill a Queenstown (y no habían más), mis cosas seguían mojadas por la lluvia de ayer; tenía ganas de recorrer la ciudad ya que, llegando de noche, no había visto nada e ir a comprar una cámara, la batería del celular estaba a punto de agotarse, casi no tenía cash y, además, tenía otros trámites que resolver por medio del internet que la biblioteca me proporcionaría. Tampoco tenía alimentos que me sirvieran subsistir los dos días…

Mientras caminaba hacia la biblioteca (que quedaba a la chucha), con el número de Kristin en el celular –batería en color rojo-, pensé caleta de weas, pero again: esa intuición de que tenis algo en frente que podría cambiar el curso de las cosas. Entonces me dije: pico. A la chucha los planes y let’s do it!

Teniendo todo para salir mal, por qué podría salir peor.

Textié a Kristin acerca de mi resolución y tenía una hora para hacer todo, antes de juntarme con ella en el hostal y partir: ir a la biblio a cancelar mi pasaje a Queenstown, bookear otro para el día lunes desde Dunedin (servicio directo al fin), irme sin saber si iba a tener lugar para pasar la noche (Kristin había bookeado en un hostal en medio de la nada y yo no), sacar algunas fotos mientras recorría la ciudad –Invercargill es bien extensa y mucho más bonita y amable de lo que pude imaginarme, me gustaría volver algún día-, comprar rápido en el super, cargar, por mientras, el celular con el mac para ganar tiempo (no tenía certeza de cuándo encontraría una fuente de poder again), resignarme a no comprar la cámara nueva y usar la penca del celular –sí, del que casi no tenía batería-, correr al hostal, en medio de lluvia intermitente, para ordenar y agarrar mis weas, perder la plata de la noche que no pasaría ahí y alcanzar a Kristin. Mientras corría por la ciudad apenándome por no poder verla con más detención y tiempo, más me aumentaban las ganas de ir a The Catlins.

de lo poco que alcance a ver del centro de Invercargill

Fue la mañana más loca de la historia.

A minutos de llegar al hostal –pa la cagá-, recuerdo que debía textear a Kristin (ctm!). Saco el celular sin dejar de caminar (estaba conectado al mac) y veo que tengo 3 llamadas perdidas y un msje que decía: “Lo siento, como no tuve respuesta a mis llamados y ya se hacía tarde, tuve que partir. Suerte en tu viaje”.

Sentí cómo la presión me bajó con cuática.

Atiné a escribir –como el pico- “Noooo… i’m coming, just a minutes to the hostel”. El mensaje había sido enviado a las 12:34 y eran las 12:35…. Todavía había una posibilidad, a correr…

Por fin me comunico con Kristin y le digo que me espere. Entro al hostal, agarro como encuentro todo, salgo al patio en calcetines, con el suelo mojado (porque pa entrar al hostal, había que sacarse los zapatos)… me saco los calcetines mojados…voy y vuelvo entre el auto y la pieza a pata pelá… tomo las cosas de la cocina, dejó el comentario en el libro de visitas, doy las gracias y me viro.

Y así empieza mi aventura por The Catlins :)

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s