Annapurna Circuit, Nepal – Chapter 3

En Upper Pisang llegamos a un hostal cuya sala de estar-comedor, tenía chimenea y estaba justo en frente de uno de los Annapurnas. Era como para quedarse pegado ahí mirándolo todo el tiempo. En nuestro hostal, nos repetíamos el grupo de: lisa, derek y los dos señores franceses, del mismo hostal anterior.

IMG_6123

Parte del día me sentí mal, después se me pasó… la tónica de siempre. Del resfrío, sin embargo, me sentía mucho más aliviada.

Al día sgte. NO PAIN en mi pecho, VICTORIA! Partimos temprano y me sentía entusiasmada con el tramo por venir. Para continuar, teníamos que descender un poco al pueblo, donde había una larga fila de prayer wheels. Había sol y el paisaje me motivaron a partir sacando fotos desde temprano y pichula con el tiempo. Me apretaría después en el peor de los casos; al final de la jornada uno siempre está chato y al final termina haciéndola más rápido para llegar luego.

Esa buena decisión me llevó a encontrarme con una señora que al parecer era la que cuidaba la Gompa vieja y me señaló la puerta para que fuera a ver la Big prayer wheel. Fua bacán abrirla yo misma, tomé unas fotos y me preparé para irme. La sra. me hizo unas señas y entendí que quería una foto, luego aproveché para hacer un acercamiento y tomarme una selfie con ella; lo más bacán fue cachar que para ella la cámara era casi un objeto fantástico: se acercó al lente como para mirar dentro de él y tomé la foto. WIN. Me despedí y le agradecí con señas y mi Tashi Delek ganador. Comenzaba el día 7.

IMG_6129IMG_6133

El camino partió piola hasta que se empezó a armar casi una fila en un camino que ascendía una de las montañas en forma de zig zag. ENDLESS BORING NIGHTMARE. El paisaje era hermoso, sin dudas, pero ver lo mismo durante una hora y mirar hacia arriba y seguir viendo aquel zig zag… paré un par de veces y me comí una manzana.

La mayoría de la gente no paraba en el ascenso, por ende, al alcanzar el pueblo que estaba arriba, se quedaron descansando y viendo el paisaje desde el view point. Yo lo había hecho al revés: había visto lo suficiente el paisaje como para no querer seguir viéndolo otra vez y descansado lo suficiente que al momento de llegar arriba me sentía en perfectas condiciones para sólo seguir la marcha. Cuando la gente camina y, especialmente en ascensiones, tiende a no mirar y a mantener el ritmo, siempre adelante, pero yo necesito mirar, estimularme, tomar conciencia de mi entorno, tomar fotos…hacerlo entretenido, no una peregrinación. Por lo mismo, nunca entiendo si uno tiene 6 horas para llegar sobrado de cariño en condiciones de tiempo y entorno “normales” a un lugar, cuál es la necesidad de llegar en 3…. WHYYYYY????!!!!…no es el Everest!!

IMG_6163

Lo mismo continuó en la tarde: pinos. Pinos everywhere. Parecía que uno no iba a llegar a ninguna parte. El camino era plano y lleno de pinos con varias huellas angostas entre ellos a las que había que seguir buscando las marcas de pintura en los árboles. En algún momento me asaltó la idea de qué pasaría si alguien maliciosamente hubiese marcado mal a propósito aquellos árboles. En lapso de unos 40 minutos no ví a nadie alrededor mío, sólo la huella de pisadas en la tierra. Me volqué a una meditación caminando. En ese punto, mi trekking estaba organizado más menos de esa manera: en la mañana meditación caminando, luego música, sacar fotos y pelusear y en la tarde meditación otra vez para mantener el ritmo.

Igual, uno nunca está completamente “abandonado” al camino. En los momentos de duda, vale sólo detenerse y consultar la Holy guía NATT para aclararse. Para gente como yo, que disfruta resolviendo pistas y leyendo mapas, hacer trekking solo, resulta entretenido.

Escuché Tame Impala gran parte del camino e incluso canté a todo pulmón sobre los 3000 mts. Estaba en verdad motivada, tomé muchas fotos.

En el lunch intermedio, conocí a una pareja aussie-kiwi y hablé un poco con ellos. Posteriormente, me los encontraría más de alguna vez en el camino. Ella me dijo que solía hacer trekkings y que este no le había parecido tan fácil como se suponía. Hubiese estado de acuerdo, pero nunca tuve con qué comparar. Chicken soup for the soul and back on the road!

Me había atrasado bastante, respecto a la Sofía y los otros trekkers, así que opté por hacer el lower trail, el de los pinos infinitos a través del valle. No me la podía en ese momento con el de arriba y me sorprendió ver que mucho de los trekkers en el camino escogieron la misma opción. Aún así se sintió muuuy largo y el sol iba bajando cada vez más. Pico. Llegaría de noche no más…para algo había comprado una linterna con cintillo. Lo peor es que el primer tramo fue puro descenso, lo que no era nada bueno para mi rodilla, sabiendo que tenía que tratar de hacerla rápida por tiempo.

El trato era que, como la Sofía llegaría primero, ella conseguía alojamiento, así que no era la idea dejarla esperando tanto rato. Llegaríamos a Manang, punto de concentración para mucha gente por más de dos días, por ende había que apurarse en conseguir hospedaje.

Cuando empecé a alcanzar Manang, ya era de tarde tirando para evening y el sol frontal -sin nubes- que había recibido durante toda esa tarde, me había chupado casi toda el agua y energía. Recordé que en Braka, pueblo antes de Manang, vendían pastel de chocolate, así que pasé a recargar combustible :) También había leído que la Gompa de Braka era un MUST, pero decidí dejarla como ejercicio de aclimatación para el día sgte. ya que era muy tarde y más encima había que buscar a alguien para que la abriera.

Ví muy poca gente en el camino. Asumí que iba a ser uno de los últimos weones en llegar. Crucé la puerta de bienvenida a Manang y me dispuse a buscar a la Sofía. Apenas llegué, divisé por la ventana a Derek, que estaba en una de las primeras guesthouses y le pregunté por el resto del grupo; no había llegado nadie más. WTF!!! era acaso la primera en llegar en serio???… los otros habían partido al menos 45 minutos antes que yo (sumado al hecho de que me tuve que devolver al restaurant porque se me había quedado el trekking pole..duh!). WEIRD.

Unos 15 o 20 minutos después, llegó Sofía y supe que se habían quedado un poco pegados en una de las Gompas del upper trail y por eso se habían demorado.

Manang era mucho menos impresionante de lo que se comentaba en blogs y guías, pero deseaba tanto quedarme por en un sólo lugar por más de una noche y parar de desempacar y empacar de nuevo y tan seguido, que decidí quedarme dos días completos. Out of question!.

Quería disfrutar LENTO, como antes. Sentía que al día sgte. ya tenía que hacer tantas cosas: lavar ropa, comprar cosas, hacer aclimatación al ice lake…antes de partir otra vez. Sólo quería sentarme y mirar los yaks…y también quería una mantita : / …

…So FUCK THE ICE LAKE. Sólo iría a la Gompa por mi cuenta y tendría una slow life al menos por un día otra vez.

IMG_6168
bye Upper Pisang… i’d wish i could stay more
IMG_6170
mimetic road
IMG_6179
he recorrido todo eso y más
IMG_6182
smoko town
IMG_6193
se nos viene nieve

IMG_6198

IMG_6204
yak
IMG_6209
Ngawal
IMG_6214
pines everywhere
IMG_6220
Braka, village before Manang
Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s